Los grandes clásicos:


Mahābhārata